Síntomas concretos de un mal ambiente laboral

 

Cuando no se genera un ambiente favorable, el desempeño de los colaboradores puede verse perjudicado y

con ello el éxito de una empresa se pone en riesgo. Pon atención a estos 8 puntos que podrían indicarte la

existencia de un mal ambiente en tu empresa:

 

 

1. Mal carácter del líder:

Cuando la conducta del líder no genera una buena convivencia, los empleados se estresan, lo que termina generando que muchos opten por buscar otro trabajo.

2. Falta de diálogo entre colegas:

Secretos en reuniones, miradas esquivas y acusaciones falsas que jamás se resuelven, pueden generar un ambiente insostenible.

3. No reconocer el crédito por el trabajo de los colaboradores:

No reconocer a un colaborador por su trabajo puede ser muy frustrante para él, en especial si el líder a cargo se lleva siempre el crédito.

4. Empleados insubordinados:

Hay quienes no piensan que deben seguir algunas reglas básicas y motivados por su arrogancia alardean sobre sus capacidades, pasando a llevar a sus colegas e incluso a sus líderes.

5. El líder ausente:

Además de contribuir al buen ambiente, es muy importante la presencia del líder en el lugar de trabajo, tanto para dar apoyo como para ejercer liderazgo si se requiere.

6. No generar diferencias de trato:

Cuando un líder no aplica las normas de forma sistemática y pareja a todos los colaboradores, contribuye a generar roses, envidia entre pares y una competencia interna insana.

7. Ser claro en cuanto a expectativas:

Es esencial que el líder a cargo sea capaz de trasmitir sus expectativas personales para cada uno de sus colaboradores, de otra forma no sabrán que se espera de ellos. Esto puede llevarlos a sentirse desmotivados.

8. No existen programas de capacitación formales:

Potenciar el crecimiento profesional de manera constante en los colaboradoreses clave en el éxito de una organización.

Comparte.Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone